Conocer nuestra personalidad es valioso para la toma de decisión de carrera. Nuestros intereses vocacionales y características personales son muy valiosos, ya que nos permiten conocer nuestra forma de ser, actividades que preferimos ante otras y también nos dice en qué tipo de ambientes nos desenvolvemos mejor. Es por eso que el test de Holland es tan importante en el proceso de orientación vocacional.